Potes pet

El tereftalato de polietileno, conocido comúnmente como PET , es un tipo de plástico que se ha popularizado en el ámbito de fabricación de envases para productos cosméticos, farmacéuticos y de limpieza en general. El plástico PET cuenta con propiedades específicas que contribuyen a la preservación óptima del contenido de los envases que se fabrican con este tipo de plástico. 

Potes plásticos

Si bien existen potes para cosméticos de distintos materiales, tales como el vidrio, el aluminio, acrílico, entre otros, uno de los más destacados y utilizados es el plástico. Los potes plásticos para cosméticos son de uso extendido en la industria por la cantidad de ventajas que este material aporta en términos de protección, conservación y ecología. Los potes plásticos son adecuados como recipientes de diversos productos cosméticos.

Potes

El recipiente del producto cosmético cumple una serie de funciones que resultan fundamentales para la calidad del producto en sí. Por lo tanto, los potes recipientes ejercen un grado de influencia en la experiencia del consumidor final y, por consiguiente, en la reputación y el éxito comercial del fabricante. A raíz de estas consideraciones, se vislumbra la importancia de que los potes para productos cosméticos se fabriquen con las características adecuadas.

Spray con rosca

El spray pump con rosca es uno de los mecanismos que ofrecemos en nuestra sección de válvulas atomizadoras para la dosificación de salida del fluido. Existe una serie de productos cosméticos que requieren spray con rosca con el objetivo de que su aplicación sea realizada de manera proporcionada y ajustada: perfumes, aguas naturales, aceites esenciales de baja densidad, aromaterapia, hidratantes para la piel, entre otros.

Spray engrimpar

El spray para engrimpar o crimp pump es una válvula spray diseñada para ser engrimpado, es decir, el producto queda herméticamente cerrado en un envase. Su aplicación es similar a los las válvulas spray tradicionales: el spray para engrimpar se emplea para perfumes, hidratantes para la piel, aromaterapias, aceites esenciales de baja densidad y aguas naturales como agua de rosas, granada, pomelo y verbena.