Válvulas para perfume

El perfume es un producto utilizado en el día a día, tanto por hombres como por mujeres. La demanda de perfumes continúa repuntando y la competencia es cada vez más dura. Es por ello que las empresas hacen todo lo posible para que sus perfumes destaquen sobre el resto. Para ello, suelen enfocarse, entre otras cosas, en el envase del perfume, ya que éste influye en la decisión de compra.

Válvulas para spray

Las válvulas para spray constituyen el mecanismo encargado de dosificar el contenido del envase de un producto cosmético y farmacéutico. Es importante destacar que ciertos productos de estas categorías no pueden ser aplicados a la ligera.

Potes de aluminio

Aunque el vidrio y el plástico sean los materiales más comunes para la fabricación de envases para cosméticos, existen otros materiales que también cuentan con excelentes propiedades, como es el caso del aluminio. Los potes de aluminio son una alternativa ligera, biodegradable y de buena calidad para la conservación de distintos productos cosméticos. Los potes de aluminio son más fáciles de transportar y son reciclables, por lo que también contribuyen con la preservación del medioambiente.

Potes de vidrio

Durante un largo período de tiempo, el vidrio se ha consolidado como uno de los materiales más empleados en la fabricación de potes para cosméticos. La razón se encuentra en el hecho de que el vidrio no sólo es un material que tiene excelentes propiedades para la protección y conservación del producto, sino que además proyecta un estilo elegante y prolijo que capta la atención de las personas y los invita a comprar ese producto en específico.

Potes para crema

La calidad de los potes es un factor fundamental para la calidad de la crema. Un recipiente no es un mero contenedor, sino que debe cumplir una serie de funciones para que el producto cosmético llegue en perfecto estado al consumidor final. Los potes para crema deben gozar de una excelente calidad que resguarde el producto cosmético contra la incidencia de los rayos solares, la luz artificial y otros factores externos.